jm inversiones

Qué gran equipo son los Nuggets. No es que lo hayamos descubierto ahora, pero tras 10 días sin verles jugar no está de más recordarlo. En su debut en unas Finales, los chicos de Michael Malone se mostraron serios y seguros para controlar a Miami de principio a fin hasta acabar venciendo 104-93 y poner el 1-0 en la lucha por el anillo. Eran favoritos y ahora lo son aún más.

Y es que Denver simplemente fluye. Lo que para otros conjuntos es un trabajo constante para encontrar su ritmo en los partidos, para ellos es sencillez. Nikola Jokic es el inicio de todo, el punto sobre el que todos giran, y claro, con tal talento a los mandos y un grupo de excelentes jugadores alrededor, puede pasar esto, que el serbio se dedique a repartir juego durante muchos minutos y que desde el silencio te vaya matando. Porque justo así comenzó el partido. Hubo canastas de Jamal Murray (llegaría a los 26 puntos) y otras muchas de Aaron Gordon en los primeros minutos. Simplemente marcaron territorio. Simplemente dijeron: queremos el anillo.


Los Heat fueron siempre a remolque. Lo que al final del primer cuarto eran nueve puntos de desventaja se convirtieron en 17 al descanso, y estos a su vez pasaron a 21 a la conclusión del tercer periodo. No se puede echar en cara nada a los de Erik Spoelstra. Hicieron su juego y lucharon hasta el final; tanto es así que en el último cuarto llegaron a ponerse a solo nueve puntos, pero no les alcanzó. Bam Adebayo fue el mejor del equipo, pero anoche esos secundarios que tan aplaudidos fueron contra Boston no aparecieron, y claro, sin ellos todo se vuelve demasiado cuesta arriba, sobre todo si delante tienes a un coloso como Denver.

«Creo que esa es la belleza de este equipo. Tenemos tantas armas diferentes y tantas formas diferentes de anotar… Tienes que defender a todo el mundo. Este equipo fluye libremente y es muy divertido», comenta Murray.

No le falta razón. Él se fue a los 26 puntos y Nikola Jokic firmó un triple-doble de 27 puntos, 10 rebotes y 14 asistencias, pero es que tras ellos aparecieron Aaron Gordon con 16 tantos, Michael Porter Jr. con un doble-doble de 14 puntos y 13 rebotes, y Bruce Brown con otros 10 puntos desde el banquillo. Fáciles de parar no son, eso está claro.

Jokic sigue con su tradición

Ya hemos hablado de Nikola Jokic, pero volver a hacerlo es casi obligación. De su clase parte el juego de Denver y lo más curioso es que por momentos puede parecer que no está haciendo mucho, pero luego miras sus estadísticas y te das cuenta de que básicamente es el corazón del equipo. Anoche, volvió a deslumbrar en su debut en unas Finales al firmar un nuevo triple-doble. En esta ocasión no fue uno más, ya que le encumbró como el segundo jugador en la historia de la Finales que lo consigue en su primer partido. ¿Quién fue el otro? Jason Kidd en 2002.

Los secundarios de Miami, desconectados

Los Heat no jugaron mal, pero con el nivel mostrado anoche por jugadores como Caleb Martin o Max Struss será imposible que ganen. Tras recibir una lluvia de elogios contra los Celtics, Martin se quedó anoche en tres puntos con un 1 de 7 en tiros de campo, mientras que Strus fue más allá al no lograr un solo punto con un dolorosísimo 0 de 9 en triples. Para un equipo cuyas variantes ofensivas son limitadas, fue un obstáculo insuperable pese a que Bam Adebayo estuvo genial con un doble-doble de 26 puntos y 13 rebotes. Jimmy Butler por su parte estuvo algo más discreto con 13 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias.

Más allá de la pobre actuación de algunos chicos de Miami, sorprendió sin duda el hecho de que solo realizaran dos lanzamientos de tiros libres en todo el partido. Convirtiendo los dos, los de Florida firmaron la menor cantidad de tiros libres anotados en un partido de playoffs, y rompieron el récord de la menor cantidad de intentos realizados desde la línea de personal en un partido de playoffs (el récord anterior era de tres). La anterior marca pertenecía a Los Angeles Lakers, quienes hicieron un 3 de 5 desde la línea contra Philadelphia el 26 de mayo de 1983. Jimmy Butler tiene clara la solución: «Tenemos que atacar mucho más el aro, empezando por mí».

Electromuebles Viomal


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com